Los derechos de autor

18 Diciembre, 2019

Los derechos de autor es uno de los aspectos más importantes que debéis cuidar cada una de las personas que son capaces de crear obras. Llámese libros, cuentos, pinturas, esculturas, canciones y hasta películas. Gracias a ellos podéis reclamar que fueron los creadores de las mismas. 

Para poder comprobar que son los autores de la obra deben haberla registrado. Una vez que lo hagáis no quedará ninguna duda al respecto en un futuro cercano o lejano. Si deciden no registrarlo podéis correr el riesgo de que otra persona lo haga por vosotros y allí comienzan los problemas legales. 

Aunque desde el mismo momento en el que terminéis la obra ya se considera que es tuya. Se corre el riesgo de perderla en un futuro si no se registra. Es lo que muchos llaman la propiedad intelectual. Ese es un tema que siempre debe tomarse en cuenta. Sobre todo cuando se está comenzando la carrera. De lo contrario corréis el riesgo de sufrir plagios y no tendréis forma de comprobar que sois los autores de la obra. Independientemente de cuál sea. Siempre hay que registrarla. 

Cuando sois los creadores de una obra y tenéis los derechos de autor sois los responsables de ellas. Para poder reproducirla parcial o completamente deben contar con una autorización de su parte. Lo mismo sucede si quiere ser adaptada a una película, cortometraje, documental. Incluso si se quiere traducir a otro idioma.

En España los derechos autor se dividen en dos partes: 

Derecho moral: Es aquel que reconoce a la persona como el autor de la obra. Si prefiere que use su nombre o bajo un seudónimo. Él decide si quiere que sea comercializada o no. También puede decidir sobre retirarla del mercado. 

Derecho patrimonial: Son los derechos comerciales que se pueden ceder a una empresa editorial por ejemplo. Aquí la persona decide si quiere que sean ellos los encargados de venderla, distribuirla o traducirla a otro idioma.

La legislación de cada país es diferente con respecto a este tema y siempre se debe estar al tanto de cuáles son los aspectos que se protegen en cuanto a los derechos de autor. Siempre hay que documentarse muy bien al respecto para evitar cualquier mal entendido.

Derechos con tiempo limitado 

Los derechos de autor no son para toda la vida aunque muchas personas puedan llegar a creer que es así. Lo que sí se debe saber es que mientras estéis con vida los derechos de autor siempre serán suyos. Una vez que mueras tendrán una vigencia de 70 años más. Una vez transcurrido este tiempo ya no le pertenece a nadie.

Sin embargo las obras que han sido creadas a partir de 1987, los derechos de autor tienen una duración de 80 años una vez que la persona haya fallecido. 

Aquí no entra en juego las herencias. Ni los familiares podrán pelear derechos de autor una vez que haya transcurridos los 70 u 80 años. Antes sí, debe contar con la autorización de alguna persona relacionada con quien haya registrado la obra. 

Hay algunas excepciones de la ley con respecto al tiempo de los derechos de autor. Por ejemplo las obras conjuntas tienen una duración de 70 años desde el momento en la que fue publicada por primera vez. También con las que son anónimas o utilizan un seudónimo. 

Solo personas naturales 

Los derechos de autor solo se pueden crear a nombre de personas naturales. No entra la posibilidad de que sea una empresa la que pueda registrar. Aunque la ley tiene algunas excepciones con las personas jurídicas.

¿Qué obras entran en los derechos de autor? 

Cualquier producto puede ser patentado y registrarse en los derechos de autor. Alguno de los más comunes son:

  • Libros 
  • Pinturas
  • Esculturas
  • Letras de canciones
  • Melodías
  • Folletos
  • Diseños
  • Obras teatrales
  • Fotografías
  • Descubrimientos científicos
  • Tipografías
  • Planos
  • Programas informáticos
  • Páginas webs

¿Dónde se tramita el derecho de autor?

En España podéis tramitar los derechos de autor a través de una gran variedad de organizaciones que se encargan de guiar a las personas. También se aseguran de que cobraréis en caso de que la obra, incluyendo un libro, tenga la compensación que se merece.

Estas empresas deben contar con la aprobación del Ministerio de la Cultura. Si vosotros prefieren pueden ir directamente a esta institución y tramitar el registro de su obra y así poseer los derechos de autor. De esta manera evitaréis la mediación de terceros y tendréis un dominio completo de su libro, por ejemplo. 

Es un derecho humano 

Los derechos de autor son tan importantes en el mundo que son considerados uno de los derechos humanos fundamentales. De acuerdo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El reconocimiento y respeto a cada quien por sus descubrimientos o por la creación de una obra única es muy importante para los autores. De esta manera podréis ser recordados por las publicaciones que han realizado. 

Si eres un novel escritor y aún no habéis registrado tu libro en Esstudio Ediciones te recomendamos que lo hagáis lo más rápido posible. De esta manera quedará por escrito y asentado frente a las leyes que sois el único que participó en el proceso de creación de tu obra. 

No evita la piratería 

Lamentablemente uno de los aspectos con los que deben luchar los autores de libros es con la piratería. Ya sea con las personas que comercializan con copias físicas sin contar con su autorización por ello. Como aquellos que deciden montar la obra en la web y los usuarios la pueden bajar en formato PDF sin tener que cancelar nada.

A pesar de ello siempre es importante tramitar los derechos de autor. Ya que será la única manera en la que podéis denunciar la piratería y así podéis ganar cualquier batalla legal que decidáis emprender. 

En España estáis protegidos bajo la Ley de Propiedad Intelectual. Sin embargo esta ley permite la realización de una copia privada, sin que tenga permiso del autor. Siempre y cuando la persona que la realiza no se beneficie de forma económica con ella.