Claves para escribir y descargar sentimientos

09 Octubre, 2019

El mundo de la literatura es muy amplio y diverso. Lo cierto es que cada estilo, sin importar cuál sea, produce un efecto en quienes lo leen: ciencia, arte, romance, acción, investigación, poesía, novelas, crónicas, ensayos… todos generan enriquecimiento intelectual o emocional. En cualquier caso tenéis que escribir muy bien.

Si deseas irte por la rama emocional y esperas que tus escritos traspasen las fronteras de los sentimientos de tu público, entonces debes leer este artículo que Esstudio Ediciones trae hoy para ti, con consejos prácticos que te ayudarán a descargar tus sentimientos en palabras, además producirán el resultado que deseas. 

Escribir para llegar a los sentimientos de las personas, si bien, no es fácil tampoco es imposible, solo se debe aprender y la única forma de hacerlo es escribiendo. Aplica estos consejos que serán de ayudarán en tu carrera de escritor: 

Consejo 1. Inspírate 

La base de cualquier escritor -sea el estilo que sea- es ser también un buen lector. Muchas de las grandes ideas se generan a través de la lectura; esta te abre un campo visual más amplio, te da nuevas perspectivas, por lo tanto, aunque tus historias o tus versos te lleguen por inspiración propia es importante que leas.

Si quieres caminar por las sendas de la poesía, lee y aprende de tus autores favoritos, pero también estudia a los que no te agradan, porque te ayudarán a no cometer esos errores que te molestan. Revisa las obras más leídas, cada verso, cada línea, entiéndelas, algo aprenderás de ellas. 

En el caso que desees escribir novelas, inspírate en las grandes obras que tengas semejanza con lo que deseas, lee otras novelas, lee poesía, guiones… Estudia las obras e incluso los comentarios que hay de ellas, esto te ayudará a entender que es lo que desea el público. 

Una buena idea para motivarte es conocer lo que llevaron a esos novelistas, poetas… a escribir sus obras. Eso te dará una idea a la hora de buscar tu propia inspiración. Tener autores que admirar, te inspiraran a ser mejor 

Consejo 2. Conoce 

Para escribir de emociones debes conocerlas, pero más allá de experimentarlas, debes entenderlas, saber cómo funcionan, qué las produce e incluso cómo no provocarlas. Es por ello que debes investigar sobre el tema.

Si tu idea es escribir una novela de romance y quieres que tenga un impacto en el público, tus palabras deben producir emociones. Alegría, tristeza, agonía, sorpresa, desesperación… cada sentimiento por el que pasan los personajes, también sean experimentados por el lector; esa es la clave del éxito. 

Para ello es bueno que puedas entender un poco sobre psicología. Hay muchos autores que explican en palabras sencillas como se produce cada emoción y qué la produce; conociendo esto podrás armar tu historia con la seguridad que traerá buenos resultados. 

Una buena historia siempre es recordada por lo que nos hizo sentir cuando la leímos. Los autores con años de trayectoria entienden este principio y lo siguen aplicando en sus obras. 

Recuerda que el ser humano es un conjunto de emociones, y los amantes a los libros buscan experimentar nuevas e intensas sensaciones a la hora de leer. Aplica este consejo y toca la fibra emocional de tu público. 

Consejo 3. Busca tu voz narrativa 

Escribir es como una huella digital, es individual, o como la voz, que aunque haya personas que hablen parecido nunca serán iguales; escribir es así, cada autor tiene una forma particular que lo describe, lo hace propio, lo identifica. Si bien te recomendamos leer a otros autores, debes tener claro que la idea no es escribir como ellos.

Debes buscar tu propia voz narrativa, escribir sin imitar a nadie. Lo auténtico es lo que las personas esperan. Marca la diferencia desde el primer libro y te darás cuenta como las personas te reconocerán. 

Pero así como no hay una fórmula milagrosa que te haga un escritor de la noche a la mañana, tampoco hay una que te diga cómo encontrar tu propia voz literaria; la única vía para alcanzarlo es escribiendo. La experiencia junto con el ensayo y error, son las que te darán la solución, por eso no debes perder tiempo.

Consejo 4. Imagina y escribe 

Tu imaginación es el límite para tus obras. El mundo que quieras crear, las historias más insólitas y fantásticas que desees desarrollar lo puedes hacer, como dice un refrán “el papel lo soporta todo”; el trabajo duro viene cuando deseas que otras personas además de ti logren experimentar emociones y sentimientos al leerla.

Ten presente que aunque dependas de la inspiración, el orden es indispensable, si lo usas te servirá como buen aliado para ser un escritor de éxito. Así que, una vez que tengas ciertas referencias de autores y obras, conozcas los puntos clave de las emociones, y creas estar claro de haber descubierto tu voz narrativa, lo que resta es escribir. 

  • Escribe en un lenguaje sencillo –de acuerdo al estilo- que las personas puedan sentirse cómodas leyendo cada párrafo. 
  • No la sobrecargues de emociones: lo principal es transmitir sentimientos, pero si te excedes se volverá una historia tediosa y poco creíble. Aplica los conocimientos estudiados –previamente- sobre las emociones y mézclalos con lo cotidiano, de tal manera que se sienta natural.
  • Cumple los ciclos: es importante que al momento de desarrollar tu historia lo hagas correctamente, que inicies, desarrolles y cierres, tomando en cuenta que cada parte debe tener esos llamados de atención que “enganchen” al lector. ¡Nunca dejes una historia sin cerrar!
  • No caigas en estereotipos: considera que a la hora de crear a tus personajes, no caer en estereotipos que se tornen repetitivos. El mundo actual está esperando nuevas historias, ¡atrévete a marcar la diferencia!

Estos cuatro consejos que Esstudio Ediciones pone a tu disposición te ayudarán a iniciar con buen pie en el mundo de la literatura. Si deseas escribir para descargar emociones y a su vez producirlas, síguelos e inicia en el camino de escritor, el límite está en tu imaginación.

¿Quieres empezar?